Reclusorio Oriente en la mira del crimen

MP

Los peritajes realizados al automóvil encontrado el sábado pasado en las inmediaciones del Reclusorio Preventivo Oriente descartaron que haya habido explosivos en su interior, “lo que sucedió fue que se prendió el asiento trasero y un aparato de pirotecnia menor”.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza, aclaró en entrevista que en ningún momento explotó el vehículo Volkswagen Bora, el cual cuenta con reporte de robo.

“Quiero aclarar que el carro en ningún momento explotó, lo que sucedió es que se prendió el asiento trasero y un aparato de pirotecnia menor, pero después de realizar los peritajes se descartó la presencia de explosivos en el automóvil”, insistió.

Precisó que dentro del vehículo se encontraron un bidón con gasolina, dos cohetones conocidos como huevos de codorniz y tres luces de bengala, por lo que se inició la averiguación previa correspondiente.

Respecto a la manta que se encontró también en el auto, con presuntos mensajes del crimen organizado, descartó que en el Distrito Federal operen cárteles.

“No hay ninguna presencia de la delincuencia organizada, lo que sucede es que algunos delincuentes quieren utilizar el nombre de alguna organización que se encuentra en algún otro estado de la República Mexicana para tratar de presionar, pero esto no implica que lo haya en la ciudad de México”, finalizó.

El sábado 27, poco antes del mediodía, se reportó el incendio en el auto que se ubicaba al exterior del reclusorio, frente a los juzgados penales y federales, por lo que acudieron al lugar elementos de la propia Procuraduría y del Agrupamiento Fuerza de Tarea. – See more at: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=343548#sthash.IUW8CvLK.dpuf

GDF oculta información

El Gobierno capitalino ocultó la explosión de un auto frente al Reclusorio Oriente, donde el cártel La Nueva Generación dejó el sábado una manta con amenazas al director del penal, Hermilio Velázquez Patricio.

La Procuraduría de Justicia local (PGJDF) no reveló, hasta ayer, datos sobre el atentado, del que también tomaron conocimiento la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), los bomberos y la Subsecretaría del Sistema Penitenciario.

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) confirmó el hallazgo de un auto abandonado frente a los juzgados del Reclusorio Oriente, en el que había dos cohetones, tres luces de bengala y rastros de una explosión menor, además de una manta con amenazas de integrantes de la organización delictiva Nueva Generación.

El martes la coordinación de Comunicación Social del GDF emitió una tarjeta informativa. En cuatro párrafos señala que por una denuncia ciudadana los bomberos hallaron un auto abandonado con pirotecnia en su interior y una cartulina “con diversos reclamos”.

En la copia del oficio, con folio R.P.V.O/SS/2866/2013, fechado el sábado 27 de julio que envió Mario Márquez López, subdirector de Seguridad del Reclusorio Oriente, a Juan Francisco Flores Bernal, director ejecutivo de Seguridad Penitenciaria del DF, en el que da cuenta de la explosión del auto.

En el documento se reporta que acudieron agentes de la SSP, quienes hallaron una manta con amenazas al director del penal.

“Este es un mensaje para ti director Hermilio Patricio Velázquez (sic). Siga extorsionando robando y vendiendo las celdas del dormitorio 2. Te vamos a dar 50.000 mil para el sepelio de toda tu familia y sigan protegiéndolo a los putos rondines de Negro, Tiburón, Alatriste, Sixto, Heriberto Daniel, Sergio, Hugo”, decía la manta, escrita con letras mayúsculas,plagada de errores ortográficos.

Vecinos del Reclusorio Oriente contaron que el sábado, alrededor de las 5:00 horas, un hombre estacionó el auto en la calle Reforma; después, varias personas pasaron el vehículo a la banqueta de enfrente, colocaron una manta en el enrejado, rociaron gasolina en el interior del auto y le prendieron fuego, tras lo cual huyeron.

Investigarán a funcionarios de Reclusorio Oriente

Al respecto, el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano, confirmó el hecho y anunció que ordenó una investigación de las actuaciones que han tenido los funcionarios del Reclusorio Oriente, a fin de deslindar alguna responsabilidad administrativa o penal.

Serrano insistió que estas amenazas son hechos aislados, pues hasta el momento no tienen indicios que otros funcionarios hayan recibido denuncias anónimas acompañadas de explosivos.

“El que se lo atribuyan (el atentato) no quiere decir que sea cierto, se trata de una atención mediática lo que quisieron hacer estas personas. Yo quisiera reiterar que aquí, en la ciudad de México, no operan grupos del crimen organizado. Para mí es un incidente aislado con una cartulina mal hecha”, puntualizó el funcionario.

Con información de Reforma y Milenio

Anuncios