Sanciones federales, a “vagoneros” del Metro

Las autoridades del Metro  impedirán el ingreso de vendedores ambulantes conocidos como “vagoneros” o “bocineros” a las estaciones de esta red.

soycitadino.com / DF Ciudad de México

Los vendedores del Metro conocidos como “bocineros” deben pagar multas de 15 mil a 20 mil pesos, en caso de se compruebe que comercian piratería.

Tras un convenio suscrito entre el Sistema de Transporte Colectivo Metro y la Procuraduría General de la República, los comerciantes no son procesados por el juzgado cívico, sino por instancias federales.

Joel Ortega, director del STC, informó que aunado al convenio que se suscribió hace dos meses para el combate a la piratería, se planea que antes de que termine el año haya un módulo de la PGR en las instalaciones.

El funcionario mencionó que el módulo se podría localizar en la línea 1, que es una de las que tiene mayor afluencia de pasajeros.

La instalación ayudará no sólo en cuanto a la piratería, sino al combate de otros delitos que son del fuero federal. En próximos días se lanzará una campaña para invitar a que el usuario denuncie a los vagoneros.

Impedirán en el Metro acceso a “vagoneros” 

El director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Joel Ortega, aseguró que en las próximas semanas, más de 250 elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) comenzarán a impedir la entrada de estos vendedores a los andenes ante las molestias que ocasionan a los usuarios.

Afirmó que este proceso se hará de manera gradual y todavía no se define en qué línea comenzará esta “limpia” de vendedores.

“Lo tenemos que hacer con mucho cuidado, principalmente lo que vamos a buscar es que no entren, en consecuencia en unas dos o tres semanas más, lo haremos sin prisa, pero con énfasis sostenido”.

Ortega Cuevas abundó en que esta acción se hará atendiendo a los derechos humanos de los comerciantes, pues reconoció que muchos de ellos son menores de edad, invidentes o adultos mayores.

Señaló que los “vagoneros” que venden discos se han ganado el rechazo de quienes se trasladan en este sistema de transporte, especialmente porque con el afán de vender empujan a los pasajeros y usan un volumen exagerado de equipos de sonido con el que promocionan sus productos.

Otro factor que se va a revisar, mencionó Joel Ortega, es el asunto de la piratería, lo cual es un delito federal, por lo que anunció que solicitará a la PGR la posibilidad de que se instale un módulo en las instalaciones del Metro para denunciar a quien incurra en este ilícito.

Anuncios