Invertirán en Museo Casa de la Memoria Indómita

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó al gobierno capitalino (GDF) que apoye de manera urgente, para su funcionamiento, al Museo Casa de la Memoria Indómita, que dirige la asociación Por la vida y la libertad de los desaparecidos, que preside la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra.

Tras aprobar el punto de acuerdo, la Diputación Permanente dirigió el exhorto a la Secretaría de Finanzas local para que destine 2 millones de pesos a la Secretaría de Educación y por su conducto sean entregados para el funcionamiento del museo.

La propuesta, elaborada por la diputada perredista Ariadna Montiel Reyes, y que presentó al pleno el legislador Alejandro Ojeda Anguiano, señala que la Casa de la Memoria Indómita es una institución sin fines de lucro, al servicio de la sociedad, abierta al público en general, la cual se ocupa de resguardar y conservar, investigar y difundir la historia de una etapa del país, tarea que hasta este momento mantiene con sus propios y muy escasos recursos.

El punto resalta que el museo alberga documentos y exposiciones de una etapa histórica de nuestro país en la que se narran momentos que no deben ser olvidados por los jóvenes de esta ciudad, como la masacre de estudiantes en la Plaza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968, constituyendo un importante acervo para el DF.

Ojeda recordó que la tercera Legislatura de la ALDF otorgó a Ibarra de Piedra la medalla Al Mérito Ciudadano, por la trascendencia social para la ciudad y la comunidad del DF, de su lucha en pro de la democracia, los derechos humanos y la justicia.

En la exposición de motivos, el punto refiere que el museo se instaló en un inmueble que forma parte del patrimonio de la ciudad, ubicado en el número 66 de la calle Regina, en el Centro Histórico, y fue otorgado en abril de 2006 a la asociación mediante un permiso administrativo temporal revocable a título gratuito, y por un periodo prorrogable de 10 años.

Como contraprestación, la asociación se comprometió a realizar la labor para la que se fijó dicho permiso, el de establecer un museo que constituya un acervo histórico para la ciudad, así como a la conservación y mantenimiento del inmueble.

La Jornada

Anuncios